Hotel Delamar – Lloret de Mar

Hoy quiero que conozcáis un hotel inaugurado este año en Lloret de Mar. Nosotros nos hospedamos allí durante una semana un mes después de su apertura, así que se puede decir que casi estaba todo a estrenar. Al hacer la reserva tan solo nos guiamos por las fotos, una decoración sencilla y muy luminosa, con colores marineros, mucho blanco, fibras naturales, azul, madera…las fotos realmente me engancharon, y gracias a una oferta de apertura, pudimos disfrutar de este alojamiento en pensión completa durante una semana.

He de decir que fue lo mejor de todas las  vacaciones, ya que Lloret de Mar es un pueblo de mucha fiesta y discotecas, extranjeros, y en general mucha mucha gente en todas partes. Siempre solemos ir a sitios tranquilos en los que no tienes que pelearte por un hueco en la playa, aquí en cambio se te ponían pegados, toalla con toalla, gritando en tu oreja y sin respeto ninguno.

Sin embargo, en el hotel, todo era paz y relajación, y quizás el hecho de que sea un hotel solo para adultos y que nuestras vacaciones fueron en junio tenga mucho que ver en esto.

Nada más entrar te viene un olor muy agradable, cosa que no me ha pasado en otros hoteles antes. Al pasar la recepción tienes el bar y una zona con sofás, dos ordenadores, butacas para leer o tomar un café…todo en un mismo espacio. Desde ahí puedes acceder al comedor buffet y a la zona de la piscina, que también tiene hamacas, mesas y sillas a cada cual más cómoda. En la planta baja tienen un gimnasio completamente nuevo, con máquinas, pantallas y agua gratuita. La decoración de los baños de la planta baja tampoco tiene desperdicio. Junto al gimnasio hay una consigna para dejar las maletas, con videovigilancia y un sistema muy moderno, seguro y cómodo. Lo utilizamos el día de la salida y nos pareció genial.

Las habitaciones son amplias, el baño tiene una ducha muy espaciosa, y la cama también es enorme y muy cómoda, con una televisión enfrente de 42″. Todas las habitaciones tienen un balconcito con sillas. La caja fuerte es gratuita y también el café y el té que te lo van reponiendo. Al hacer el check in te dejan en la nevera 2 botellines de agua también como detalle de bienvenida.

En la azotea hay una piscinita super agradable y muchas hamacas y sombrillas para tomar el sol tranquilamente, ya que en la piscina de abajo el sol da muy pocas horas al día. Yo disfruté muchísimo porque lo tenía todo, cómodas hamacas, sol, sombra si querías, una piscina en la que refrescarte y desde la que podías pedir un refresco o cóctel si querías, y mucha, mucha tranquilidad.

El buffet nos pareció estupendo. Normalmente acabas cansada de comer varios días en hoteles de estilo buffet, pero esta vez para nada fue así. Había mucha variedad de frutas, postres, carnes y pescados para hacer al momento en la plancha, panes, tipos de leche, ingredientes para hacerte una ensalada, etc. Podía comer todos los días diferente como si estuviera comiendo un menú del día. Mi perdición: las tortitas con nutella y plátano en el desayuno, la sandía, y las cerezas cubiertas con chocolate de una fuente enorme que había. Los cocineros también eran muy agradables y enseguida te preparaban todo lo que quisieras.

En definitiva para nosotros fue una experiencia muy positiva, un hotel como para repetir, en el que nos relajamos, disfrutamos de su ambiente y decoración, y de su gastronomía.

¡Que paséis un buen fin de semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s